Se gradúa reclusa del Cereso de San Miguel

  • 13 Mar, 2018
  • NOTICIAS LOCALES

Puebla, Pue. 13 de marzo de 2018. Rosa María cumple una condena de 50 años en el Centro de Reinserción Social de Puebla, conocido como San Miguel; ante esa condición y en ese lugar encontró la oportunidad de estudiar desde la primaria y ahora es licenciada en administración por una importante universidad poblana.

Hace 16 años se involucró en la comisión de un delito grave, fue detenida junto con su esposo y sentenciados, tuvieron que dejar a una niña con sus familiares. ella afirma que por ignorancia fue vinculada y tras dos años en depresión recobró el sentido de su vida y siguió adelante.

“Todas las personas tenemos errores y de sus errores hay que aprender y cuando yo llego aquí bueno digo tuve un error y hay dos cosas una trampa o un trampolín y yo dije si me quedo en una trampa me voy a quedar ahí, pero si lo hago como un trampolín voy a saltar, tengo que hacerlo y si hay momentos de tristeza añoras muchas cosas afuera lloras y dices: ya lloré, ya sentí, pero de esos errores tengo que aprender”, expresó Rosa María, sentenciada por un delito grave.

Los programas de capacitación para el trabajo y educación en línea le permitieron cursar educación básica, media y poco a poco avanzó hasta concluir una carrera profesional pues de lunes a viernes, de 9 a 13 horas estaba libre para aprender.

“Si hay materias difíciles y hay situaciones en las que a veces sientes que no puedes y ya quieres decir no, pero yo decía tengo que seguir igual es compañeras también lo que estudias que le echas ganas y tú mismo les puedes decir estudien hay algo diferente estudien, estudiando es diferente van a ver la vida de otra forma y así empezamos todas, porque atrás de mí hay muchas mujeres que también lo están haciendo”, indicó Rosa María, sentenciada por un delito grave.

Por su buen comportamiento, las condiciones jurídicas de su caso y otros factores, Rosa María podría recuperar su libertad en el año 2021 para encontrarse con su hija, quien para ese entonces siguiendo el ejemplo de su madre tendría el grado de ingeniera industrial y podría emprender un negocio y aplicar sus conocimientos.

“Es importante que quieras a tu familia y la valores porque estando aquí dices todo lo que me estoy perdiendo de ellos, entonces si ya tuviste la oportunidad de estar a fuera haz las cosas bien no te vuelvas equivocar, porque tienes que aprender que no sólo te dañas a ti si no te dañas a toda tu familia, entonces yo les diría si cometiste el error hay que ver las cosas de diferente forma”, finalizó rosa maría, sentenciada por un delito grave.

Rosa María es la primera mujer en graduarse, sin embargo, actualmente más de 100 internos estudian alguna carrera profesional y otros cientos los niveles básicos de educación.

Con información de Abel Martínez.

Descubren vestigios arqueológicos en el Pico de Orizaba

Anterior

Descubren vestigios arqueológicos en el Pico de Orizaba

EL CONMOVEDOR GESTO DE JULIÁN QUIÑONES

Siguiente

EL CONMOVEDOR GESTO DE JULIÁN QUIÑONES